1. Elija correctamente su césped

Lo primero que deberá plantear es cuál es la especie indicada para el sitio en el que desea el césped.
El factor principal a tener en cuenta es la exposición al sol. En lugares soleados se puede utilizar cualquiera de las especies producidas por Nuevos Verdes. Para estos casos BERMUDA, KIKUYO y TIFWAY 419 son los más utilizados ya que son excelentes céspedes de alta resistencia y agresividad. En casos de media sombra las especies recomendadas son GRAMA BAHIANA o FESTUCA BLEND ya que son especies de césped que se adaptan a escasa luminosidad, además la GRAMA BAHIANA tiene alta tolerancia al pisoteo.

Otros factores a tener en cuenta son, la calidad de los suelos, la calidad del agua de riego, la posibilidad de riego existente y el gusto personal.

 

2. Utilice alfombras de césped

Para solucionar el problema del césped en una superficie a implantar, utilice alfombras de césped natural, también denominadas como “panes de césped”, “panes de pasto” o “champas de césped”.
De esta forma logrará una terminación instantánea de los trabajos con excelente calidad, permitiendo tener el césped listo desde el primer día y utilizarlo a los pocos días.
Además la colocación de alfombras de césped le permitirá obtener un césped libre de malezas y será fundamental para contener terrenos con pendiente, evitando así su erosión.
 

3. Riegue el césped

Una vez colocadas las alfombras de césped usted deberá regarlas de dos a tres veces por día durante los primeros quince días.
Luego de este período podrá espaciar los riegos (dependiendo de la época del año), siempre realizando riegos de más de 5 mm y de hasta 20 mm de lámina.
 

4. Fertilice el césped

Es conveniente fertilizar con Fosfato Diamónico a razón de 1 kg cada 100 m2 cuando se colocan las alfombras.
Luego es necesario seguir un plan de fertilización anual, en él serán fundamentales las fertilizaciones de primavera temprana y de finales de primavera.
 

5. Corte el césped

Una vez colocado el césped no deben realizarse cortes antes de que el mismo esté arraigado, esto puede implicar entre 7 y 15 días aproximadamente, dependiendo la época del año. Luego por norma general hay que tener en cuenta que en cada corte no debe extraerse más del 30% del total del largo. Esto representará, en jardines y parques, aproximadamente un corte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.